Mis 32 años!

cmple 32jpg

mamá e iantiagoComparto las fotos anteriores que son del día de mi cumple con los míos.

Hace 10 días que cumplí 32 años y estuve dudosa en escribir al respecto. Estuve dándole muchas vueltas al asunto porque quería escribir algo “feeling” y profundo; quería hacer un resumen de todo lo que la vida me ha enseñado hasta el día de hoy y quería mostrarles en un breve relato lo que pasa por mi mente; pero no será en esta oportunidad.

La verdad que los 32 años me agarran tranquila y eso es importante para mí porque siempre tengo la cabeza llena de ideas, de ejemplos a seguir, de cosas por hacer y eso de sentirme tranquila es algo relativamente novedoso para mí. La terapia que empecé hace un año está mostrándole nuevos caminos a mi mente por donde puede transitar sin ser juzgada. Está mostrándome nuevamente momentos vividos para poderlos sentir con mi alma de niña de 32 años. Está regalándome la oportunidad de darme un espacio para repensar aquello que estaba bloqueado en mi interior y que no me dejaba avanzar ni disfrutar plenamente este momento. Mi momento de mujer, madre, esposa e hija.

Ahora a mis 32, puedo mirar con mi tercer ojo, puedo decir namasté y hacer una parada yogui de cabeza porque estoy aprendiendo a controlar mi cuerpo y mi mente. Ahora me preocupo en cuidar de mí y de los míos. De leer más y de seguir buscando todo aquello que me gusta y siempre de probar nuevas cosas.

Ahora, trato de disfrutar la vida como me ha tocado vivirla!!!

Que vivan los 32 … y la terapia y el yoga y el sueño y el deporte y la amistad y la comida sana y las clases de alemán y la familia y los “acurrucos” con mi chico y los besos con baba de mis hijos.

Stef

 

Libro del hermano mayor!!!

Les cuento que cuando nació mi segundo hijo le hice como regalo al hermano mayor un librito con fotos de cómo fue su llegada al mundo y le encantó.

Es un hecho que cuando nace un bebé, todos están emocionados por conocerlo y es la máxima atracción y si está el hermanito mayor presente, se siente un poco relegado por esa razón diseñé este libro a Ian, mi hijo mayor, de cómo fue su nacimiento para que vea que todos lo esperábamos con ansias.

Ahí se los muestro.

libro ian libro ian2  libro ian3

libro ian4libro ian5libro ian6libro ian7libro ian8  libro ian9libro ian10 libro ian11 libro ian12 libro ian13 libro ian14 libro ian15

libro ian16

 

Cansada

image

Ayer conversando con mi prima salió el tema de mi regalo de cumpleaños (me falta poquito para cumplir 32 años). Le conté que el regalo que más quiero es  dormir de corrido toda la noche.
Ella me miró y sonrió… y yo le expliqué que anhelo poder acostarme en mi cama, mirar una película que no sea para niños y dormir plácidamente hasta que mi cuerpo – por sí solo – decida que ya es hora de levantarse.
Las noches por ahora son movidas. Tiago, mi bebé de 1 año y un mes, se levanta por lo menos 2 veces. Una porque se le pasa la pipí y hay que cambiarlo completamente y otra porque tiene hambre y le doy leche.
Ian, mi enano de 5 años, se pasa   religiosamente  todas las madrugadas a mi cama y trato de devolverlo  su cama cuando el cansancio no me gana.
Como ven… no descanso muy bien.

El túnel de Tiago

el tunel de tiaguisLa nueva adquisición de Tiago es este juguete Pikleriano, “el Túnel”.

La importancia de este túnel y de todos los muebles y objetos “Pikler” es que permiten autonomía y libertad de movimiento.

El túnel es un objeto pertinente para los bebés porque es maciso y eso le da seguridad al niño. Es un soporte. Además este objeto da libertad de movimiento y por eso da la posibilidad de construir su seguridad postural. El bebé va midiendo su cuerpo de acuerdo a las posturas que puede y que quiere hacer.

En resumen es un objeto que colabora con la libertad de movimiento y el respeto del desarrollo y del ritmo de cada bebé.

Yo conocí estos objetos y todo este enfoque Pikleriano gracias a mi prima Karen que es una erudita en el tema. Ya le pediré que me haga un resumen de este enfoque y se los muestro en otro post.

Mi Tiaguinis está feliz con su nuevo juguete.

 

Cuarto de mi bebé de 1 año.

cuarto-tiago-3 cuarto-tiago-2 cuarto-tiago-1Como regalo de cumpleaños de 1 año le regalamos a Tiago, una remodelación a su cuarto para que él pueda ser independiente en este “su espacio”.

Todo comenzó cuando buscando en internet ideas de cuartos para bebés, vi unas fotos de cuartos al estilo Montessori que me encantaron porque era un lugar pensado en ellos y para ellos.

¿Qué es Montessori?

Resumidamente, es un sistema educativo enfocado desde el punto de vista del niño buscando satisfacer sus necesidades y no las del adulto. El entorno se adapta al nivel  de desarrollo del pequeño,creando espacios que permitan libertad de movimiento desde que son bebés y, de este modo, potenciar su desarrollo integral tanto a nivel físico y como cognitivo.

En estos días estamos acostumbrados a ver habitaciones de bebés dirigidas a la comodidad del adulto dejando de lado las verdaderas necesidades de los niños. Por eso decidí remodelar el cuarto de mi Tiaguini y quedó como las fotos lo muestran. Igual me falta ponerle un espejo y quitar el sillón… ya les mostraré como quedó más adelante.

Stef

Lo que comió mi enano de 1 año.

Escribo este post porque de verdad que con el segundo hijo nos relajamos un poquito. Dejamos de estar tan paranoicas para poder fluir con la crianza y con ambos hijos. Además que el tiempo apremia y sabemos que si alimentamos a nuestro bebé un rato más tarde no se va a morir…

El día de ayer, fuimos a almorzar a una cevichería y Tiago, mi bebé de 1 año, le robó un poco de tiradito al natural a su hermano mayor y le encantó. No paró de comerlo hasta que se lo terminó. Ese mismo día en la noche, el enano vio una mandarina (su fruta favorita) y cuando se la dimos empezó a morderla, luego le enseñé a pelarla y lo hizo muy bien y además se la comió todita. Obvio que terminó hecho mugre pero feliz.

Me parece increíble cómo puede gustarle el tiradito y los cítricos en general.

Stefanie

¡Sí se puede!

2015-04-03 08.24.21

Viajar en familia con un niño y un bebé a lugares extraños y maravillosos. Mi esposo; mi hijo de 5 años, Ian; mi bebé de 11 meses, Tiago y yo nos embarcamos en la aventura de conocer  Estambul, Capadoccia y Budapest, lugares que siempre había querido conocer y eran un sueño para mí.

La primera vez que mi esposo me lo propuso, lo tomé como una broma pero después de un buen rato me di cuenta que era cierto, que era una propuesta de verdad; un poco alocada pero que sería nuestro próximo proyecto familiar.  No les voy a negar que por momentos se nos ocurrió dejar al más pequeño en Lima con sus abuelos pero desde la última vez que dejamos  a Ian, nuestro hijo mayor, 15 días prometimos no volver a hacerlo. Ambos preferíamos estar juntos y no tan relajados que extrañar tanto tiempo a nuestro pequeño.

DSC01212

Nuestro plan de viaje fue el siguiente: Lima – Madrid – Estambul – Capadoccia – Budapest  Madrid y Lima finalmente. Antes de viajar pensamos súper bien en la logística. Mi esposo y yo íbamos a viajar con mochilas grandotas como usan los mochileros para tener las manos libres para las maletas de nuestros hijos y para llevar el coche y a ellos. Los vuelos largos de 12 horas fueron de noche para que los peques duerman. Obvio que lleve un súper botiquín con remedios y mi esposo y yo fuimos totalmente conscientes de que teníamos que ir al ritmo de ellos, nuestros hijos. Esta última fue la fórmula mágica.

En los vuelos largos el bebé durmió como 9 horas en promedio y el mayor igual. en Madrid compramos ropa para el frío primaveral que teníamos previsto para Estambul aunque nos agarró más frío del previsto como -6 grados Celcius.

En Estambul la pasamos muy bien. Un día tomamos un tour privado para conocer los lugares icónicos y a nuestro ritmo. Al siguiente día paseamos  y en la noche para relajarnos nos metimos a la piscina y jacuzzi del hotel. El tercer día nos subimos al Big Bus que tiene la particularidad de pasearte por todo Estambul y uno se puede subir y bajar cuando quiera. Un dato importante es que además de llevar un coche, llevamos un canguro para tener más posibilidades de cargar al bebé en lugares que no se podía entrar con el coche.

2015-04-06 16.25.312015-04-06 13.38.59

En Capadoccia, ciudad de Turquía, nevó, hizo mucho frío pero alegró a Ian que nunca había visto la nieve.  Igual la pasamos bien aunque dejamos de ir a algunos lugares que eran museos al aire libre x el frío. Luego cuando llegamos a Budapest a Tiago le dio fiebre pero como fui preparada con mi botiquín, todo estuvo  bajo control. Además tuvimos días soleados y pudimos conocer esta hermosa ciudad que me encantó.

2015-04-10 16.14.16DSC01456

DSC01547

De regreso en Madrid, descansamos un poco y llevamos a Ian a conocer el estadio del Real Madrid y luego de como 4 días regresamos a Lima. De hecho una de los momentos más complicados que nos tocó pasar fue la cargada de Tiago en el avión de regreso. Estuvimos 12 horas tratando de dormir un poco incómodos porque teníamos que cargar al bebé ya que como estaba lleno el vuelo no nos pudieron dar un asiento libre. Pero todo lo demás estuvo súper bien.

DSC01609

Y de verdad que no es tan complicado viajar si es que mamá y papá están sintonizados.

Stef