Muffins de canela y azúcar rellenos de Nutella… yumiiii

Receta para 8 porciones y fotos vía Sallys baking addiction.

Ingredientes:

  • 1/3 taza (5 cucharadas) de mantequilla sin sal, suavizada a temperatura ambiente
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de leche (puedes usar leche de almendras si deseas)
  • 1 1/2 tazas de harina blanca de trigo integral (o harina para todo uso)
  • 1 1/2 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 8 cucharadita de Nutella

Topping de canela y azúcar

  • 1/4 taza de azúcar
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 3 cucharadas de mantequilla sin sal

Preparación:

Precaliente el horno a 218º C (425º F). Rocíe aceite en aerosol en el molde para muffins y póngalo aparte.

En un tazón grande con una batidora eléctrica o de pie, mezcle la crema de mantequilla y el azúcar a velocidad media. Luego mezcle el huevo, el extracto de vainilla y la leche. Después revuelva suavemente la harina, el polvo de hornear, la canela, la nuez moscada y la sal. No mezclar en exceso – revuelva hasta que quede combinado.

Vierta 1 cucharada sopera colmada de la mezcla en la cavidad del molde. Luego hecha 1 cucharadita de Nutella en el centro y luego, otra cucharada colmada de la mezcla en la parte superior. Si los moldes para muffins están completamente llenos, que está bien. No se desbordará. Repetir la mezcla de capas + Nutella en cada molde para muffins.

Hornee a 218º C (425º F) durante 5 minutos. Reducir el horno a 180º C (350 ° F) y hornear durante 13 -17 minutos adicionales hasta que la masa se cocine. Deje que se enfríen los muffins durante unos 5 minutos.

Mientras que los muffins se están enfriando, haga el TOPING DE CANELA Y AZUCAR. Derrita la mantequilla durante unos 30 segundos en el microondas.  En un tazón pequeño aparte, mezcle el azúcar y la canela. Luego sumerja la parte superior de cada muffin en la mantequilla derretida y luego sumerjala en la mezcla de canela y azúcar.Luego esperar que se enfrie y voila – a disfrutar se ha dicho.

Stef (con antojo de este muffin)

 

El poder del tacto

Si soy tu bebé, tócame.

Necesito tanto que me toques.
No te limites a lavarme, cambiarme los pañales y alimentarme,
Acúname cerca de tu cuerpo, besa mi carita y acaricia mi cuerpo.
Tu caricia relajante y suave expresa seguridad y amor.

Si soy tu niño, tócame.
Aunque yo me resista y te aleje
persiste, encuentra la manera de satisfacer mis necesidades.
El abrazo que me das por las noches, ilumina mis sueños.
Las formas en que me tocas durante el día, me dicen como te sientes.

Si soy tu adolescente, tócame.
No creas que, porque sea casi adulto, no necesito saber que aún me cuidas.
Necesito tus brazos cariñosos y tu voz llena de ternura.
Cuando el camino se vuelve duro, el niño que hay en mí te necesita.

Si soy tu amigo, tócame.
No hay nada que me comunique mejor tu cariño que un abrazo tierno.
Una caricia curativa cuando estoy deprimido me asegura que me quieres,
y me informa que no estoy solo.
Tu contacto pudiera ser el único que logre.

Si soy tu compañero sexual, tócame.
Podrías creer que basta la pasión, pero sólo tus brazos rechazan mis temores.
Necesito tu toque de ternura que me da fe,
y me recuerda que soy amado, porque soy como soy.

Si soy tu hijo adulto, tócame.
Aunque tenga mi propia familia para tocar
aún necesito que me abracen mamá y papá, cuando me siento triste.
Como padre yo mismo, mi visión ha cambiado
y los valoro aún más.

Si soy tu padre anciano, tócame.
Como me acariciaban cuando era pequeño.
Coge mi mano, siéntate cerca de mí, dame tu fuerza
y calienta mi cuerpo cansado con tu proximidad.
Mi piel está arrugada, pero goza cuando es acariciada.

No tengas temor. Sólo tócame

Extracto del libro “El poder del Tacto. El contacto físico en las relaciones humanas” de Phyllis K. Davies.

Post vía Mundo Teuris